Alimentos tóxicos para su perro

Como amantes de los animales, sabemos que es difícil disfrutar de nuestra comida mientras, usualmente, son nuestros perros los que nos ven comerla. A menudo confundimos amor con lo que es correcto o no para ellos. Hay que recordar que las necesidades nutricionales del perro son muy distintas a las del ser humano, por eso aunque pensemos que al darle de probar un poco de nuestra comida estamos haciendo bien, al contrario estamos haciéndole  un daño pues su organismo no está preparado para digerir ni asimilar las grasas y sales que se encuentran en cantidades excesivas en la comida humana, principalmente en la comida chatarra, provocándoles inclusive la muerte. Es importante conocer los alimentos más altamente tóxicos para un perro para así poder prevenir enfermedades o el fallecimiento de nuestro perrito.

Alimentos que envenenan y enferman a nuestros canes

Chocolate: No es el chocolate en sí mismo lo que es tóxico para los perros, sino la teobromina, un compuesto natural del mismo que causa diferentes reacciones que varían de un animal a otro. Los perros con problemas de salud, especialmente aquellos que sufren de epilepsia, son más susceptibles a la teobromina, la cual puede ocasionar ataques epilépticos en perros con predisposición a dicha enfermedad. El tamaño del perro también es un factor relevante, siendo el efecto de la teobromina inversamente proporcional al mismo, por lo que la toxicidad se mide en miligramos de teobromina por kilogramo de peso corporal. Además, la teobromina puede causar arritmia cardíaca, especialmente si el animal está excitado, la que puede derivar en un infarto de miocardio que puede ser fatal. Por otra parte, la teobromina produce irritación del tracto gastrointestinal y, en algunos animales, puede causar hemorragias internas, las que, en algunos casos, producen la muerte en el lapso de aproximadamente un día.

La teobromina se encuentra en cantidades variables según el tipo de chocolate. El chocolate con leche contiene 66 mg por onza, mientras que el chocolate amargo, el chocolate de repostería y la cocoa en polvo contienen cantidades que varían entre 150 y 600 miligramos por onza. La cantidad de chocolate que puede resistir un perro depende de su peso y de otros factores desconocidos. No se han registrado casos de muerte por ingestión de teobromina a niveles inferiores a los 200 mg por kg de peso corporal.

El chocolate es tóxico para el perro

La teobromina permanece en el torrente sanguíneo entre 14 y 20 horas y vuelve a él a través de las paredes del estómago. Es una substancia que el hígado tarda mucho tiempo en eliminar. Se debe inducir el vómito dentro de las dos horas posteriores a la ingestión, a menos que el perro esté en coma o haya perdido el reflejo nauseoso. Si su perro ha ingerido una cantidad considerable de chocolate, o si presenta alguno de los síntomas mencionados, llévelo al veterinario sin demora. Si no hubiere síntomas graves, adminístrele carbón activado. La teobromina no absorbida se adhiere al carbón activado y se elimina a través de las heces.

Nueces: Son tóxicas para los perros. Muchas variedades de nueces son perjudiciales por su alto contenido de fósforo, que puede producir cálculos de vesícula.

Cebolla: Se ha demostrado que la cebolla, sobre todo cruda, es causante de anemia hemolítica en el perro

Papa: Ha habido casos de intoxicación por consumo de papa tanto en seres humanos como en perros. Los alcaloides pueden hallarse en los brotes y piel verdes, que se producen por exposición de los tubérculos al sol durante su desarrollo o después de la cosecha. La probabilidad de intoxicación es relativamente escasa, debido a que la solanina se absorbe poco y se hidroliza, formando un compuesto menos tóxico cuyos metabolitos se eliminan rápidamente. La papa hervida y el puré de papas son sabrosos y, además, muy nutritivos y digestibles para su perro.

El aguacate: rico en grasas que pueden causarles dolor de estómago, vómitos e incluso pancreatitis.

El ajo: anemia, es también causante de daños en hígado, diarrea y vómitos.

Piel de pavo: Se cree que es causante de pancreatitis aguda en el perro.

Las uvas y las pasas: insuficiencia renal aguda. Los síntomas son los típicos de la insuficiencia renal, vómitos, diarrea, letárgia y elevada ingestión de agua.

No a los huesos: Los huesos cocidos son malos para los animales! Cada año incontables números de animales acaban en la sala de urgencias porque sus dueños les han dado huesos, normalmente como premio.

El hecho es que los perros son omnívoros. Muchos perros y gatos no pueden tolerar los huesos. Los huesos pueden atravesarse o quedarse atascados en el tracto intestinal con resultados desastrosos, mismos que pueden necesitar cirugía.

También se les pueden quedar atragantados en la boca o tráquea, cosa que también es peligrosa. Todos los huesos cocidos son malos, incluidos los de pollo y ternera.

La próxima vez que quiera darle un hueso a su perro, asegúrese de que es un hueso de leche, hueso de falda que sean casi cartílagos o preparado para perros. Su perro se lo agradecerá.

El jamón y otras carnes saladas: Son muy peligrosas para las mascotas. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago o pancreatitis.

También, muchas razas de perros que comen comidas saladas pueden beber demasiada agua y desarrollar una condición crónica llamada “bloat”. Esto es cuando el estómago se llena de gas y en pocas horas puede empeorar, causando que pueda morir el animal. Por favor, no le de jamón crudo ni carnes cocidas muy saladas a su mascota.

Huesos de pescado, ave de corral u otras fuentes

Pueden causar la obstrucción o laceración del sistema digestivo.

Huevos crudos

Contienen una enzima llamada avidina, que disminuye la absorción de la biotina (una vitamina B).Esto puede ocasionar problemas en la piel y el pelo del animal.Además de esto, los huevos crudos también pueden contener Salmonella.

Pescado crudo

Puede probocar un déficit de tiamina (vitamina B). La deficiencia lleva a la pérdida de apetito, convulsiones y en casos graves,la muerte.Es más común en los perros que se alimentan regularmente con pesacado crudo.

Xilitol

No es una alimento, sino un edulcorante artificial que usan muchas marcas de chicles sin azúcar. Se ha visto que es tóxico para perros, que al comer por ejemplo esos chicles, pueden desarrollar una hipoglucemia repentina (bajada de azúcar en sangre), dando como resultado decaimiento, pérdida de coordinación y ataques. Los síntomas aparecen muy deprisa, algunas veces tan sólo a la media hora de la ingestión.

Uvas y pasas

En algunos perros la ingestión de uvas o pasas de uvas provoca el desarrollo de insuficiencia renal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: